Propuesta Earth Friendly
You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Wearable art artist

Propuesta Earth Friendly

“¿Y si siembro un árbol, por cada pieza que venda?”.

Conoce nuestro círculo virtuoso.

Con el coronavirus me di cuenta que teniendo árboles frutales no tendríamos que preocuparnos en caso de que colapsara el sistema económico.

 

Volteé a mi alrededor y vi el jardín de mi casa, en automático me puse a hacer un inventario de árboles frutales... higos, granadas, lechugas, café, nísperos y naranjas. Pensé que de hambre no me iba a morir en la pandemia. Pero me preocupó mucho quienes viven en un edificio en una gran ciudad o en climas donde no se da todo. ¡Qué impactante fue darme cuenta, que de un día para otro, eso si, con previo aviso, se volteó la tortilla y súbitamente dejé de percibir a la gente que vive y trabaja el campo como un grupo vulnerable! porque producen su propia comida.

 

Si todos tuviéramos árboles y hortalizas, no habría nada que temer, seríamos autosuficientes ant un colpaso económico. Me entró la preocupación de no estar haciendo nada al respecto y me di cuenta que podría hacer algo por generar comida en el mundo con el simple hecho de sembrar una semilla.

 

¡Aliandonos las cosas funcionan mejor!

Como hay que cuidar de los árboles, decidí juntarme con un amigo apasionado de los huertos, empeñado desde hace mucho en poder vivir de lo local.  Para que las semillas que yo siembre se destinen a jardines de familias dispuestos no solo a consmir sus frutos sino a administrar el resto para poder llevar a cabo un intercambio entre jardines y alimentar a la comunidad. Todavía más revolucionario de lo que yo podría concebir. ¿Alguna vez han visto un árbol que da tantos frutos que se pudren?, así de abundante es la naturaleza y lo que nos toca es administrarlos para que pueda llegar a otras personas, generando así alimento para la gente.

 

Círculo Virtuoso:

Al mismo tiempo coexisten los avances tecnológicos dentro de la industri textil los cuales han logrado procesar las botellas de PET para convertirlas en fibra, con la cual se teje una tela reciclada ¡increiblemente suave!, sobre la cual se puede estampar diseños llenos de color y alegría. Así que diseñé unos leggins con un corte ergonómico cómodos y funcionales para los dias de cambios que estamos viviendo. Me late el corazón por reponerle a la tierra algo de lo mucho que nos da. Así que por cada leggin que venda vamos a platar un árbol, para devolverle a este planeta algo de lo mucho que en nuestra incosciencia le hemos quitado. Quizá solo sea suficiente quedarnos quietos para que el planeta se regenere solito, pero ¡que mejor que hacer algo!

 

Dicho esto, ¡unámonos en el arte y la naturaleza! ¡El árbol no solo nos da alimento, también nos da oxígeno, belleza, inspiración y hasta terapia gratis!

Es tiempo de hacer realidad todas las ideas “imposibles” que una vez nos brincaron en el corazón.

Sígueme por Instagram ahi damos las noticias de este proyecto en @alejandra.amerena

Anterior Siguiente